LA FAMILIA DE LUIS DE CASTILLA

Luis de Castilla estuvo casado con Juana Gómez de Manzanedo, señora de Gatón y de Herrín de Campos, viuda de Rodrigo García de Villamayor e hija de Gómez Rodríguez de Manzanedo, señor de Valdelaguna. Con quien tuvo dos hijos:

  • Luis de Castilla, señor de Marchena, Briviesca, Astudillo y Gatón.
  • Berenguela de Castilla, quien contrajo matrimonio con Maymon de Châtelaillon, que fue enterrado en 1326 en la Catedral Vieja de Lérida.

Más allá de su matrimonio, Luis de Castilla venía de una de las familias más poderosas de la Península Ibérica en aquel entonces, los Borgoña.

Los abuelos de Luis de Castilla fueron el Rey Alfonso IX de León y la Reina Berenguela de Castilla (en segundas nupcias). Alfonso IX destacó, entre otras cosas, por ser el creador de el Estudio General de Salamanca, precursor de la Universidad de Salamanca. En la reconquista destacó por recuperar la ciudad de Cáceres además de varias plazas extremeñas más. Sin embargo Alfonso IX no participó en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212 por disputas territoriales con el reino de Castilla, promotor de dicha batalla, aunque si permitió a aquellos vasallos que quisieran unirse a las filas del ejército cristiano.

alfonso ix

Alfonso IX

Luis de Castilla fue además hijo de Fernando III “el Santo” Rey de Castilla y León y de su segunda mujer Juana de Dammartin, Condesa de Aumale y Ponthieu. Fernando III fue Rey de Castilla entre 1217 y 1252 y de León entre 1230 y 1252, con lo que unificó bajo su reinado las coronas de Castilla y León (aunque estas todavía mantuvieron organismos independientes). Durante su reinado fueron conquistados, en el marco de la Reconquista, los reinos de Jaén, Córdoba, Sevilla y lo que quedaba del reino de Badajoz (conquista iniciada por su padre, Alfonso IX). Al finalizar el reinado de Fernando III, los territorios musulmanes en Andalucía se limitaban ya a los reinos de Niebla, Tejada y Granada, este último como feudo castellano, además de mantener el Reino de Murcia como señorío castellano. Fernando III fue canonizado en 1671 por el Papa Clemente X, convirtiéndose así en San Fernando.

fernando iii

Fernando III “El Santo”

Fernando III tuvo una amplia descendencia, entre la que se encontraba el infante Luis de Castilla. Esta descendencia se diferencia entre los hijos que tuvo con su primera mujer, Beatriz de Suabia, y su segunda mujer, Juana de Ponthieu. Con la primera tuvo de hijos a Alfonso de Castilla (Alfonso X, Rey de Castilla y León), Fadrique de Castilla, Fernando de Castilla, Leonor de Castilla, Berenguela, Enrique de Castilla (Senador de Roma nombrado por el Papa Clemente IV), Felipe de Castilla (Arzobispo de Sevilla), Sancho de Castilla (Arzobispo de Toledo y Sevilla), Manuel de Castilla y María de Castilla. Con la segunda tuvo de hijos a Fernando de Castilla, Leonor de Castilla, Luis de Castilla, Simón de Castilla y Juan de Castilla. Un total de 15 hijos.

De todos estos destacó especialmente Alfonso X “el Sabio”, que fue tras su padre rey de Castilla y León. En el marco de la Reconquista, Alfonso X ocupó Jerez y conquistó Cádiz, además de vencer la revuelta de los mudéjares en Murcia. Además al ser hijo de Beatriz de Suabia, Alfonso X aspiró al trono del Sacro Imperio Romano Germánico. Pero Alfonso X fue apodado el Sabio y especialmente reconocido por la obra jurídica, histórica, científica y literaria llevada a cabo por su escritorio real, en la cual patrocinó, supervisó y a menudo participó con sus propias aportaciones en colaboración con intelectuales islámicos, hebreos y latinos en lo que se conoció como la Escuela de Traductores de Toledo. Él mismo elaboró las Cántigas de Santa María y se dice que con esta etapa se inició la prosa española.

alfonso x

Alfonso X “El Sabio”